¿Puedo yo cambiar mi suerte?

Descubre cuáles son los factores que influyen en la buena suerte de las personas, según la psicología.

Culturalmente las personas pensamos que podemos tener suerte o no. Decimos que hay personas que nacen con estrella y otras que nacen estrelladas, hay personas maravillosamente afortunadas y otras que parecen estar tocados por una desgracia tras otra. ¿No es así?

Me refiero a eso de decir “después de esto ya no puede pasar nada peor” y, justo entonces, pasa algo peor. Pues también.

¿Por qué? ¿Qué hace que unas personas tengan esa estrella y otras nazcan estrelladas?

Uno de los psicólogos más prestigiosos del mundo parece que ha encontrado una respuesta a esta pregunta. Richard Wiseman, de la Universidad de Hertfordshire (Inglaterra) ha estado investigando durante más de 10 años a personas que se consideran afortunadas y personas que no. ¿Cuáles son los resultados que encontró?

Según Wiseman, sólo el 10% de las cosas que nos suceden son aleatorias (factor suerte). El otro 90% está definido por nuestra mentalidad (entendiéndola como forma de pensar). Ahora es cuando piensas “¡Venga ya!¡Esta psicóloga se ha vuelto loca!”. Puede que un poco, pero todavía se lo que digo. Y parece que el doctor Wiseman también.

Pues según él, no tiene nada que ver con esquivar a un gato negro ni encontrarse un trébol de cuatro hojas. Parece que la ciencia está diciendo que se puede “aprender” a tener suerte. ¿Hola? ¿Mi psicóloga se ha vuelto loca? Pues no.

En su libro El Factor Suerte da una explicación sobre esto. Según él nuestra forma de pensar acerca de las cosas influye en nuestras acciones. Estas acciones, a su vez, influyen en nuestras circunstancias vitales.

Además de esto, Wiseman saca cuatro factores que según él poseen las personas con buena suerte:

1.- Son más extrovertidas y tienen más oportunidades para que les sucedan cosas positivas

Las personas felices y optimistas tienen mayor tendencia a sonreír y hablar con otras personas. Se muestran más extrovertidas, lo que da lugar a establecer más contactos y crear más oportunidades para que la suerte les acompañe.

2.- Siguen sus intuiciones

Estas personas con buena estrella suelen hacer caso a sus intuiciones. Malcolm Gladwell habla de una “inteligencia intuitiva” que también comenta el doctor Wiseman. Al parecer las personas con buena suerte se dejan guiar por estas intuiciones y se alejan de aquellas cosas que les dan mala espina.

3.- Piensan que su esfuerzo valdrá la pena, por lo que se esfuerzan más

Además, al mostrarse más optimistas piensan que sus proyectos saldrán adelante. Por esto, acaban esforzándose más en conseguir sus metas. Lo que tiene como consecuencia que estos tengan mayores resultados.

Es decir, en ocasiones se llama suerte a cosas como la planificación adecuada y las horas de esfuerzo y sacrificio, cuando realmente estas cosas dependen más de nosotros mismos. Están sujetas a nuestras acciones. Las podemos controlar y, este control, viene de nuestra mentalidad.

Aquellas personas que ven las vida de forma pesimista, en cambio, tienen más tendencia a abandonar antes puesto que piensan que el esfuerzo no merecerá la pena. Tienden a deprimirse y dejar de esforzarse antes.

4.- Tras un mal suceso, se alegran por lo que no han perdido

Ante los acontecimientos negativos, las personas que tienen buena estrella suelen pensar que las cosas podrían haber sido mucho peores de lo que han sido. Suelen contentarse con esto, de forma que le dan la vuelta a la tortilla.

Realmente es sorprendente. Y no por decir que la suerte no exista, pues realmente no todo se puede controlar. No podemos negar que hay factores en nuestra vida sobre los que no tenemos control. Los hay. A veces demasiados. La buena noticia es que hay ciertas cosas que podemos hacer nosotros para influir en la suerte que tenemos.

Como dice Richard Wiseman, “No se trata sólo de que las personas con éxito sean felices, sino de que las personas felices tengan más éxito.

Sandra Bernal | Psicóloga Online

*La imagen pertenece a gratisography.com



¿NECESITAS HABLAR?

Llámame al 633 145 415