¿Y tú, tienes dependencia emocional?

Si quieres saber más sobre dependencia emocional, sigue leyendo aquí.

La dependencia emocional es una vinculación emocional (y generalmente obsesiva) con la pareja como consecuencia del pensamiento de que sin nuestro compañero@ nuestro mundo se “ha acabado”. Es decir, las personas que sufren de dependencia emocional piensan que su pareja es y será su única fuente de bienestar, seguridad, placer… en la vida.


Sin embargo, como el mismo nombre dice, la dependencia es EMOCIONAL. O lo que es lo mismo, no hay causas objetivas para que se dé esa dependencia como sí ocurriría en el caso de que una persona dependa económicamente de otra para sobrevivir. En la dependencia emocional se da la paradoja de que la persona vive como real esa dependencia, cuando realmente no hay ningún hecho objetivo en el que basarse para decir que no podrá seguir con adelante con su vida.


Por este motivo, se ha hablado de la dependencia emocional como si fuese una adicción a la pareja, una adicción cuya droga es nuestra pareja y, el dependiente emocional en este caso, el drogadicto que necesita su dosis. Adicción por el “no poder” estar sin él/ella como si fuese un síndrome de abstinencia en toda regla.


Entorno al concepto de dependencia emocional hay una serie de mitos asociados a ella, aunque caben destacar dos de ellos:


“NO PUEDO VIVIR SIN EL O SIN ELLA”,

Esta afirmación lo que hace es dejar sin opciones a la persona: es decir, después de esto, ya no hay nada. La vida se acaba. Esto es muy peligroso porque nos puede llevar a hacer y permitir muchas cosas que de otra forma no haríamos, cuando realmente esta afirmación no es cierta. Como he dicho antes, la dependencia es “emocional”, o lo que es lo mismo, no hay nada físico que indique que morirás sin esa persona.


“NUNCA ENCONTRARE A NADIE IGUAL”


Del mismo modo que con la frase anterior, estamos afirmando que algo ocurrirá porque sí, simplemente porque nosotros lo pensamos (jugando a ser adivinos, por cierto) y nos condiciona a hacer y aguantar ciertas cosas en la relación que no deberíamos aceptar.

relación-de-pareja

Entonces, ¿Cómo puedo saber si siento dependencia emocional? Hay una serie de signos que nos lo señalan:


-Cuando el miedo a ser dejado por la pareja nos inunda constantemente ante cualquier nimiedad. Las personas que dependen emocionalmente de su pareja no toman como señales de ruptura o de amenaza a su relación cosas que no tienen por qué significar más allá. En cambio, cuando las personas sí sienten este miedo tienden a malinterpretado cualquier cosa que suceda, de forma que están en un estado de alerta constante.


El miedo a la soledad también suele estar presente (aunque no tiene por qué) y suele predisponer a sufrir dependencia emocional.  


-La necesidad de estar cerca de la persona amada todo el tiempo. Esto es debido a ese miedo a la ruptura. Cuando en las parejas existe un apego seguro no se da esa necesidad imperiosa de tener que estar continuamente con esa persona, sino que pueden separarse sin el temor a que esa relación se destruya


-La necesidad de tener demostraciones de amor constantes de nuestra pareja. Las personas que sufren dependencia emocional necesitan sentirse la prioridad de la pareja. Realmente lo que ocurre es que estas personas tienen unas creencias demasiado rígidas y no realistas de cómo debe de ser una relación. Al ser estas exigencias demasiado elevadas, es muy difícil cumplirlas y esto lleva a que la persona sufra un gran malestar cuando no se ven cumplidas.


-Las personas dependientes dejan de hacer actividades o cosas que hacían con su vida antes de tener pareja (no por coacción de la pareja, sino porque dan prioridad  a esta parte de su vida y no pueden separarse de su pareja). Esto a la larga puede tener otras complicaciones, como producir aislamiento en la persona ya que su circulo social tiende a reducirse, y este aislamiento lleva a que se acentúe un mayor miedo al abandono o a la soledad, que predispone a una  mayor dependencia de la pareja.


-Obsesión con la pareja: los comportamientos de alerta y control sobre lo que hace o no hace la pareja suelen estar presentes. Esto causa un profundo malestar tanto al dependiente como a la pareja. Y además, aunque no siempre tiene por qué ocurrir, esto puede llevar en unos casos a que se produzca maltrato en la pareja (no hablo de físico, pero sí psicológico, al coaccionar a la pareja y controlarla para que se adapte a sus creencias de cómo debe ser una relación).


-Quejas continuas hacia la pareja. La persona dependiente “quiere al otro”, lo quiere para sí, pero no lo acepta tal cual es. Odia que sea tan independiente, poco comunicativo, afectuoso… E intentará “cambiarlo” para que encaje en su criterio de “cómo debe ser” una relación, en vez de darse cuenta de que las cosas que le molestan de su pareja hablan más de sí mismo (sus pensamientos, ideas, inseguridades…) que de su pareja.


A nivel de pareja, suele darse un patrón de ruptura y reconciliación constante lo que nos indica que estamos ante una relación tóxica y generalmente, no con un dependiente emocional sino con dos.

psicologa-online

LO QUE OCURRE CUANDO SE DEJA DE LADO LA DEPENDENCIA EMOCIONAL...


Como psicóloga, trabajo mucho con este tema y las personas suelen referir que cuando superan esa dependencia sienten un gran alivio. Una gran liberación. Esto es lógico si pensamos que lo que se han quitado es un miedo. Miedo al abandono, a la soledad, a no saber seguir hacia adelante…


Una persona que tiene una elevada dependencia de su pareja no puede ser feliz a no ser que ésta le conceda todo lo que quiere (cosa difícil). El dependiente puede tener ciertos momento de sentirse bien cuando está bien con su pareja, pero si depende excesivamente de ella cualquier pequeño detalle le va a afectar en exceso y sentirá un profundo malestar.

Además de los conflictos que se suelen generar dentro de la relación de pareja por este problema (de hecho, aunque a terapia acudan por otras razones, es muy probable que detrás haya una dependencia emocional subyacente al resto de problemas).

Tal vez las personas que sufren dependencia emocional deberían reflexionar acerca de esto, porque este miedo al abandono puede estar condicionado por su vida,  haciéndoles ver cualquier cosa como una amenaza a su relación, por lo que es muy posible que estén sufriendo inútilmente cuando su relación no tiene ningún tipo de problema.


Y en caso de que pudiese haber un abandono real por parte de la pareja, también habría que ver hasta qué punto mere
ce estar detrás de alguien que planea dejarnos, porque si una persona no quiere estar con nosotros, no lo va a hacer.

A continuación, te dejo el enlace de mi intervención en el programa de radio "Cita con la Psicología", hablando sobre este tema.

dependencia-emocional

http://www.copclm.com/publicaciones/radio/item/2875-11-11-2017-cita-con-la-psicologia-en-radio-chinchilla-la-dependencia-emocional


Psicóloga Online, Sandra Bernal.
Puedes encontrarme en consulta en Valencia o de forma Online, a través de los servicios de Videoconferencia, teléfono y chat.

*Todas las imágenes que aparecen en el artículo pertenencen a www.gratisography.com


¿NECESITAS HABLAR?

Llámame al 633 145 415